Primer videoencuentro del archivo Héctor Herrera: comunidad del Liceo Experimental de Concepción descubre la historia  de “El Pajarero” y reflexiona sobre olvido y recuerdo

Mediante un encuentro virtual que reflexionó sobre la importancia de rescatar y crear un archivo artístico para revitalizar la memoria colectiva, el Liceo Experimental de Concepción volvió a sumarse a la Semana de la Educación Artística, tras una pausa en 2020 debido a la actual pandemia.

Publicado el 4 junio 2021
Archivo Héctor Herrera "El Pajarero"

Preguntándose ¿qué historias hemos olvidado? y ¿cómo nace un archivo? el naciente equipo de “El Pajarero” se encontró, por primera vez, con una comunidad educativa mediante el espacio virtual Descubriendo a Héctor Herrera “El Pajarero”, actividad que el miércoles 26 de mayo reunió a estudiantes, docentes, funcionarios y familias pertenecientes al Liceo Experimental de Concepción, región del Biobío, en torno al reconocimiento de la vida y obra del pintor, artista textil y dibujante tomecino.

 

A través de esa instancia, el equipo interdisciplinario (compuesto por la gestora cultural y diseñadora Sandra Gaete, la historiadora del arte y archivera Isidora Neira, el escritor e investigador Pablo Orellana, la periodista y mediadora artística Alejandra Villarroel) inició la difusión tanto de la historia de Héctor Herrera apodado “El Pajarero” -cuya trayectoria comienza a ser rescatada del olvido desde un archivo familiar- como del proceso investigativo que actualmente el equipo lleva a cabo. Esta temprana socialización se orienta a formar las audiencias del archivo simultáneamente a las etapas de creación del mismo, valorando cada paso del transcurso del proyecto.

 

Durante el encuentro, se presentaron videos y fotografías que documentan la vida del artista en cada época, además de la célebre y paradójicamente poco reconocida autoría de Herrera tras emblemáticas obras que forman parte de la memoria colectiva de Chile. También se mostró el espacio de trabajo donde se desarrollará la investigación y organización del material, lugar albergado de forma colaborativa en el archivo Balmes Barrios en Santiago, ciudad donde radicó el artista. 

 

“Lo que buscamos hoy día es recuperar la memoria de Héctor Herrera el pajarero y que emprenda vuelo, pero un vuelo tal como lo hizo la primera vez: desde su lugar de origen” manifestó Sandra Gaete Ziebold, coordinadora general del archivo, a propósito de la reciente actividad mediadora en la región natal del artista, agregando “es muy significativo para nosotros partir en el Biobío con todas las acciones de mediación, mientras, en paralelo, realizamos la investigación y el procesamiento del material de archivo desde Santiago, que es donde el artista vivió la mayor parte del tiempo durante su adultez» precisó.

Enriquecer el logro de sus objetivos de aprendizaje con el acceso a la cultura es una constante en el proyecto educativo del Liceo Experimental, establecimiento público que también resulta emblemático para la memoria local, dado su origen en la renovación secundaria de 1946 y su presente modelo de resiliencia y diversidad. “Nos quedamos con el corazón lleno de alegría y el privilegio de ser los primeros en vivir este encuentro” expresó la profesora Gabriela Muñoz, encargada UTP del Liceo, quien señala “fue muy potente poder recordar y recuperar nuestro patrimonio histórico, el que no sólo existe en términos materiales, sino también en el acervo de todos aquellos nombres que se pierden en las vueltas del tiempo, pero que son parte de nuestras vidas como hoy se nos ha permitido recordar”, la docente también valoró que el testimonio del archivo “permite darnos cuenta de cómo las pequeñas actividades que realizamos con nuestros recuerdos forman parte de un colectivo que nos permite ir haciendo historia”. 

 

 Parte fundamental del proyecto es la familia del artista que abrió su archivo personal para que hoy sea estudiado. El encuentro contó con la participación de las hijas del artista Esmeralda y María Paz y su hijo Héctor, quien junto con compartir un saludo en video, relevó una de las tantas historias que aportan a dimensionar la calidad humana de su padre y a problematizar las condiciones del arte en Chile, los bordes precarios que rodean el trabajo creativo y la reproducción de una obra. 

 

“Hacer arte es complejo, más aún cuando, como mi padre, se tiene un origen muy humilde” parte diciendo Héctor Herrera hijo cuando recuerda la masiva circulación que tuvo la obra de “El Pajarero” durante la década del ochenta, cuando varios de sus diseños fueron incorporados a una edición limitada de cajas de la Compañía Chilena de Fósforos “mi padre vendió a la compañía algunos de sus diseños exclusivos, que luego pasaron a las cajas de fósforos, eso no fue autorizado por él, aunque por un lado decía que era bueno porque la gente pobre compraba las cajas y veía algo bello, pero por otro lado había gente lucrando y él, siendo un artesano, no encontró la manera de poder hablar con la compañía, entonces la caja, si bien es bonita, también guarda un poco de dolor” aclaró.

 

Para el estudiante Ignacio Gajardo, el encuentro fue una oportunidad “de fomentar el reconocimiento a un gran artista chileno en las futuras generaciones y que el arte no muera, en ninguna de sus expresiones”. 

 

Desde la mirada de Mitzi Espinoza, docente de Historia del Liceo, hacer eco del imaginario cultural local “despierta memorias personales” y permite “proyectar la historia con nuevos elementos, revivir en la actualidad un pasado histórico, que nosotros, como docentes, podamos conocerlo y traspasarlo a las nuevas generaciones” enfatizó. Por su parte, Gerardo Aedo, también profesor de Historia del Liceo, el testimonio de archivo junto con “reforzar la identidad local” permitió  comprender “lo que uno tiene en casa como retazo de historias que vamos dejando y que en el futuro, en la retrospectiva, puede ser valoradas”, entendiendo que el desafío ahora es “llevar estos descubrimientos y proyectarlos en los estudiantes para que ellos sigan ampliando su posibilidades de descubrimiento de nuestra identidad”.

El proceso de archivo de “El Pajarero” seguirá activando espacios de difusión este año, especialmente tendiendo vínculos con comunidades educativas, artísticas y comunitarias de Tomé, además de visibilizar en las redes sociales de Instagram mediante la cuenta @hector.herrera.pajarero y en el canal YouTube Hector Herrera”El Pajarero”.

Cerrar

Ingresar

Registrarse | Olvidé mi contraseña